Queremos que nos escuchen pero no sabemos escuchar

queremos que nos escuchen 2

Queremos que nos escuchen pero no sabemos escuchar

Ciertamente el escuchar se ha convertido en una habilidad y una cualidad de la cual no cualquiera ofrece naturalmente, no obstante es posible desarrollarla siguiendo una serie de pautas que nos permitirán saber escuchar y comprender a nuestros semejantes.

No se trata de poder desarrollar y activar el sentido del oído únicamente, sino de tener plena consciencia de prestar toda la atención necesaria cuando estamos escuchando a otra persona. Además, la escucha implica varios aspectos externos que ignoramos y los cuales contribuyen a que la comunicación tenga fallas y resulte un contenido de información errónea, como la conducta y la posición, en pro de un ambiente positivo y estable que genere interés de nuestra parte con respecto al voto de confianza ejercido por la otra persona con confianza y respeto del mismo.

¿Por qué es importante escuchar?

Escuchar de la forma correcta es algo que omitimos comúnmente, damos una conversación por entendida llevándonos solo la información que alcanzó a almacenarse dentro de nosotros y quizá eliminando una gran cantidad de palabras cuyo contenido pudo haber sido el más relevante. Esto afecta a gran escala a las personas en múltiples ambientes, como el laboral, el familiar, el escolar, y en general cualquier tipo de relación interpersonal.

Nuestra naturaleza corporal cuenta con dos oídos y una sola boca, si lo pensamos así, en esta medida deberíamos escuchar el doble de lo que hablamos, no obstante, quizá pasa todo lo contrario; nos esforzamos por pasar mucho más tiempo quejándonos, presumiendo, contradiciendo, lamentando, protestando y en general hablando, más de lo que deberíamos escuchar realmente.

Las ventajas de escuchar

Con lo anterior en cuenta, podemos conocer posteriormente las principales ventajas de escuchar. Recordemos que el proceso no exige que callemos siempre sino que, seamos capaces de ser más receptivos en cuanto a la información que nos suministran, analizarla y luego, si es necesario repercutir y difundirla.

  • La elevación del autoestima es uno de los mayores beneficios que ofrecemos a la persona con la que estamos departiendo en la conversación, especialmente a quien está la propone propiamente. Esto se debe a que recibe un alto nivel de atención, lo que le hace pensar que es importante para usted, con esta “pequeña” intención y disposición.
  • La escucha es la causa de una buena comunicación. Como sabemos, crear ambientes donde se pueda discutir libre y respetuosamente es necesario en muchos aspectos así como también en muchos escenarios. Esto permitirá una mejora de las relaciones interpersonales y las conductas.
  • De forma indirecta, un beneficio para nosotros es el crecimiento de nuestro vocabulario, enriqueciéndolo de forma importante sin importar nuestra ocupación. Aunque no se haya conocido antes, la verdad es que ampliar nuestro vocabulario nos abre múltiples puertas, propicia que seamos capaces de enfrentar situaciones que carezcan de una solución. Otra forma para ampliar el vocabulario es la lectura.
  • El escuchar permite que se almacene una gran cantidad de información de la cual aprenderemos también de forma indirecta. Cada persona es conocedora de su propio mundo y en esta medida, de sus propias actividades, es por esto que, podemos aprender de ellos y las cosas que nos confíen a través de la conversación y así podremos instruirnos sobre diversos temas.

 

Deja un comentario