La maravillosa pantalla del hemisferio derecho del cerebro

El hemisferio cerebral, cuyo término en forma particular designa los dos componentes que la estructuran, ocupa la mayor cantidad de espacio en el encéfalo. Si tomamos como ejemplo el rostro de un ser humano, podemos decir que el hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo son asimétricos y no recíprocamente simétricos.

Como sabemos, el cerebro humano está dividido en dos partes, los hemisferios ya nombrados. Pese a que las dos partes se mantengan conectadas una de la otra, cada una trabaja en pro de funciones diferentes que permiten a un individuo realizar sus actividades diarias. Hay que mencionar que es posible desarrollar y fortalecer más un hemisferio que el otro. Cuando el hemisferio derecho es más desarrollado que el izquierdo, el ser humano puede contar con factores característicos que mejoran la imaginación y de gran forma, fortalecen la creatividad. Mientras que, si se desarrolla el hemisferio izquierdo, este provocará que se fortalezca la lógica y áreas como las matemáticas.

Funcionamiento del hemisferio derecho

Cada uno de los hemisferios del cerebro cuenta con mecanismos distintos para poder procesar la información que se reparte categóricamente en cada parte. Es por esto, que se reconoce al hemisferio derecho como un componente vital que se encarga de integrar y operar sentimientos y capacidades propias de la vista y el oído, tales como la música o más estrechamente: el arte. Sin embargo, el hemisferio derecho no es capaz de almacenar información que sea verbal.

Los tipos de información que puede conservar y mantener el hemisferio derecho pueden ser: sonidos, representaciones gráficas o imágenes, fragancias u olores y sensaciones. Esta información recopilada se transmite en conjunto.

El hemisferio derecho también se encarga de percibir y orientarse de forma espacial, también la expresión de emociones y sentimientos y controlar formas no verbales en cuanto a los factores de comunicación. Adicional a esto, está relacionado con el recuerdo de sonidos, voces, canciones, rostros y sensaciones. Es la parte del cerebro que analiza y evoca imágenes, es por esto que hay personas que, cuando desarrollan más el hemisferio derecho que el izquierdo, aprenden y estudian de forma visual.

Características del hemisferio derecho desarrollado: el perfil

Se reconoce una serie de facultades que tienen las personas que desarrollan más esta fracción del cerebro, ya sea por nacimiento o de forma natural, o con la intención de fortalecerlo.

-Practican actividades como el dibujo

-Son personas cuyo perfil se caracteriza por soñar despiertos

-Tienen como hábito la lectura y el ejercicio físico

-La meditación es parte de sus actividades frecuentes

-La música es un factor imprescindible para ellos

-Cuentan con habilidades para la escritura y es innato de ellos, escribir un diario

-Es una persona creativa y muy imaginativa

-Unos de los perfiles que podemos identificar es el de personas artísticas, musicales o inventoras.

Lo que en realidad representa el desarrollar la parte del hemisferio derecho, es la gran cantidad de información que podemos almacenar, sin desmeritar el otro hemisferio, pues trabaja de forma distinta y en pro de otros tipos de datos y acumulación.

Podemos decir que es el hemisferio capaz de conservar información más variada, pues como mencionamos anteriormente, es posible que en él se contengan recuerdos que despiertan en el ser humano sensibilidad, emotividad y sentimentalismo, y al poder recuperar imágenes de tiempos pasados, permite a la persona remontar su memoria a situaciones que fueron testigos de alegrías o tristezas, así como también es posible que use como medio de transporte, sonidos, olores o sensaciones.

 

Deja un comentario