El libro de metas para este 2017 – 2018

Construir, organizar y seguir un libro de metas es un mecanismo sumamente importante para todo aquel que esté dispuesto a edificar un proyecto de vida promisorio y que trabaje en pro de los sueños y las expectativas con las que cuenta.

Uno de los grandes beneficios de la fabricación de un libro de metas, independientemente del año, será la forma en la que nos posibilita la consecución de las metas que estipulamos allí, pues, el escribirlas en un documento, libro, hoja o cualquier lugar, nos motivará de forma natural, ya que el cerebro tendrá esta lista como “cosas por hacer” y la motivación por parte de la persona, surgirá. Es importante que esté en un lugar por el que transitemos frecuentemente y así, no podemos ignorarla ni que pase desapercibida.

Pero, antes de levantar nuestro libro de metas para el año 2017 – 2018, es importante que sepamos lo que representa en sí, la palabra “meta”. Pues bien, una meta corresponde a un proceso en el que se fija de forma exacta las cosas que deseamos para que, de esta manera, formulemos un plan, si se quiere también escrito para evitar olvidarlo, mediante el cual especificaremos la forma en la que alcanzaremos dicha meta. Una forma de comprender la importancia de las metas en el proyecto de vida de una persona, lo podemos ver a continuación:

¿Qué debemos tener en cuenta para escribir un libro de metas?

  1. Uno de los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de establecernos metas, es que éstas deben estar bajo la realidad, y en esta medida serán factibles y posibles de conseguir.
  2. Se debe tener en cuenta que, si queremos que la consecución de metas de cualquier tiempo se vuelva una costumbre y un hábito sumamente beneficioso, se requiere de tiempo para que el cambio y nosotros, concordemos. El tiempo que pase puede variar, yendo de semanas a meses. Pero con compromiso y responsabilidad, este proceso puede adecuarse a nuestro estilo de vida fácilmente. Esto, porque el cerebro requiere de tiempo para aceptar y tomar la idea de que el hábito hará parte de la rutina.
  3. Para hacer efectivo este proceso, es importante que se mantenga una repetición constante. El expresa las metas en voz alta y escucharlas para recordarnos a nosotros mismos, será un método de motivación, acicate y estímulo para levantarnos en pro de estas metas. Mientras más recordemos por qué estamos trabajando (la causa de las metas), mayor y eficaz será el entrenamiento al que estamos sometiendo a nuestro cerebro para que lo haga posible con nuestra ayuda.
  4. Es importante que sepamos que las metas deben surgir de nuestros propios deseos y anhelos, no de los demás. El buscar complacer a las personas que están a nuestro alrededor no es provechoso ni disfrutado.
  5. Complacer a otras personas no funciona. La clave para hacer que un cambio sea permanente es encontrar el deseo de que esto ocurra dentro de ti — tienes que hacerlo por que realmente lo quieres, no porque un amigo, amiga, entrenador, padre u otra persona quiere que los complazcas. Será mas difícil mantenerte enfocado y motivado si haces algo por obligación a otra persona.
  6. Los impedimentos no significan fracasos. Las equivocaciones son parte del proceso de aprendizaje a medida a que entrenas a tu cerebro a pensar de una nueva forma. Puede que te tome varios intentos alcanzar tu meta, pero eso no importa, es normal que te equivoques o que te rindas algunas veces cuando intentas hacer un cambio. Así que recuerda que todas las personas cometen errores y no te preocupes en exceso por ello, Simplemente recuérdate a ti mismo que debes de continuar en el cumplimiento de tus metas.

Metas

-¿Por qué?: Misiones personales, el propósito claro y motivador para la vida.

-¿Qué?: La visión, lo que el previsor observa

-¿Qué necesito? ¿Cómo alcanzar estas metas?: Los pasos que seguiremos para la consecución de las metas y la identificación de una necesidad.

Deja un comentario