¿Cómo activar el poder del sexto sentido?

como activar el sexto sentido 2

La activación del sexto sentido ha sido una de las preocupaciones del ser humano desde que percibieron la posible existencia de este. Desde entonces, se ha encargado de iniciar investigaciones que puedan contribuir a su desarrollo, así como también la recopilación de datos y testimonios de personas que afirman que ya lo han procesado.

¿Qué es el sexto sentido?

Antes de continuar, es importante que sepamos qué es el sexto sentido, y en esta medida, podremos saber de qué trata y cuál es la forma en la que podemos activarlo.

Pues bien, el sexto sentido, es una habilidad de percepción, característica por ser sutil y está en la capacidad de poder percibir un mundo totalmente invisible para seres como los ángeles, los fantasmas, el cielo, entre otros, además de dimensiones agudas.

El sexto sentido también incorpora la habilidad propia del ser humano que consiste en la capacidad de comprensión entre las relaciones de causa poco perceptible y los efectos procedentes de diversas circunstancias, las cuales pueden ir mucho más lejos de la comprensión por parte del intelecto.

Algunos de los sinónimos del sexto sentido, que se relacionan casi de forma directa con él, son: la clarividencia, las intuiciones y las premoniciones.

El impulso y la activación del sexto sentido: ¿Cómo desarrollarlo?

Ahora si, lo que nos trajo a este sitio, la posibilidad de activar el sexto sentido es una opción que cada vez se fortalece de forma gradual, debido a las numerosas investigaciones que se han iniciado.

Hay que aclarar, que el mundo sutil al que nos hemos referido con anterioridad, está presente en muchas secciones y lugares en la tierra, no obstante, es poco probable que a simples sensaciones podamos percibirlo y captarlo. Pese a que muchas personas no pueden advertir la presencia de este mundo, ninguno está exento del impacto que puede tener en la vida de un ser humano, sin mencionar que puede intervenir de forma importante.

Una de las claves para poder activar el poder del sexto sentido, es la capacidad propia de sintonizar una “antena espiritual”, lo que quiere decir, que mediante la estimulación del sexto sentido será posible obtener dicha antena.

La antena espiritual en el sexto sentido, comprende un desarrollo de la práctica espiritual con la que podremos gobernar, regular y trabajar en conjunto con los seis principios de la espiritualidad que son básicos, en esta medida, incrementamos los niveles en cuanto al área espiritual y podremos percatarnos y sentir este mundo sutil que tanto hemos mencionado en este apartado.  

A continuación presentamos una lista cuyas líneas aportan de forma importante y eficaz a quienes quieran desarrollar el maravilloso y potente poder del sexto sentido. Cabe resaltar que sin el compromiso y la correcta formulación y práctica de los puntos que aparecerán, no será posible que lo desarrollemos de forma correcta.

  1. Incrementar la atención. Es clave que la persona que quiera activar este sentido, preste mayor atención a detalles en lugar de otras cosas que captan la atención de forma automática. Las actividades diarias deben realizarse con consciencia y tranquilidad.
  2. Otra pauta para hacerlo, es siempre tener períodos de razonamiento, esto estimulará la inteligencia para comprender el por qué y para qué de diversas situaciones o cosas.
  3. Los ejercicios y juegos en los que se ejercite la memoria son de gran ayuda, pues estimularán y promoverán a la mente a que enfrente circunstancias negativas futuras mediante imágenes, actividades, anécdotas o resolución de problemas.
  4. La intuición cuyo poder es clave del sexto sentido, puede incrementar su activación su se mantiene una mente despejada y pacífica. Esto significa que no debe existir presencia mental de preocupaciones, pues estas situaciones muchas intranquilizan a los otros sentidos.
  5. Es sumamente importante que se ejerciten los otros cinco sentidos, pues sin su ayuda, no sería posible desarrollar y activar el poder del sexto sentido. El uso de los sentidos de los que tenemos capacidad y uso, tales como la vista, el olfato, el gusto, el tacto y el oído, y los empleos que les demos, deben estar de forma estable y equilibrada para que sea posible identificar más detalles presentes alrededor.

 

Deja un comentario